¡Quieran Oirlo los Hombres!

Conversaciones sobre Antroposofia


9 comentarios

La crisis financiera de 2008 y la visión económica de Rudolf Steiner.

Permítame el lector, a riesgo de parecer poco modesto, hacer un breve repaso a mi experiencia profesional y personal en relación con la Antroposofía y, en concreto con su impacto en el campo de la economía y la gestión de organizaciones:

Comencé a estudiar el ciclo de conferencias de Rudolf Steiner hace algo mas de 15 años. He formado parte de la conferencia de Economía de la sección social del Goetheanum (desgraciadamente inactiva desde hace algún tiempo), colaboro con Christopher Houghotn Budd, impulsor de la economía asociativa en el mundo anglosajon (http://www.associative-economics.com) así como con muchos de los miembros de  la Asociación para el Desarrollo Social (Asociación de Consultores inspirados en el impulso de Bernard Lievegoed).

Fui participe, hace ya quince años, del proyecto fundacional de un banco  que supuestamente sería la semilla de un proyecto que trataria de orientar las finanzas en la dirección indicada por Rudolf Steiner. Aunque tuve que abandonar aquel proyecto porque su dirección se oriento de forma opuesta a mis aspiraciones ,y en mi opinión, de forma muy diferente, casí diría que opuesta, a lo que Steiner describe en sus indicaciones sobre economía (ver aquí el Curso de Economia Politica de Rudolf Steiner en 1922), no obstante aquella experiencia permitió demostrar que algo tan aparentemente imposible como que un grupo de personas normales y corrientes sin fortunas millonarias “fundaran un nuevo tipo de banco” es posible.

Finalmente, llevo trabajando en el campo de la consultoría organizacional desde hace más de 10 años, y he fundado una de las primeras, si no la primera consultora en España que se basa en sus valores y metodologías en la orientación dada por Steiner y por algunos seguidores del mismo famosos en el movimiento antroposófico, como Bernard Lievegoed y Otto C. Scharmer.

Todo lo anterior, lo digo con toda la humildad, ya que este pasado no me hace mejor ni peor que nadie. Pero creo, tambien humildemente, que este curriculum me da cierta base para hablar de economía y de gestión de empresas, tanto desde el punto de vista clásico como desde el punto de vista de la ciencia espiritual.

En este contexto, he de decir que durante los años que he pertenecido al movimiento antroposófico, que son ahora casi 21, he encontrado, desgraciadamente, un enorme desconocimiento de la economía en el mismo, tanto a nivel académico, esto es, de la economía como ciencia social,  como a nivel de gestión organizacional. La mayor parte de las iniciativas, por no decir todas, se gestionan de un modo absolutamente amateur, y las mas grandes y desarrolladas, como el Triodos Bank, Weleda o Demeter, usan modelos de negocio y culturas organizacionales antiguas y obsoletas, que además no representan en absoluto un enfoque, no ya antroposófico, sino ni siquiera, en algunos casos, humanista. Salvando honrosas excepciones, y aclarando por anticipado que no es “nada fácil”  gestionar organizaciones, y menos organizaciones con fuertes ideales, en mi opinión, las organizaciones así llamadas Antroposóficas, no siguen el impulso de Steiner ni de sus discípulos más cercanos en la mayoría de los casos, y por ello, en mi opinión, no representan, ni representarán mientras continúen así, ningún tipo de alternativa para el modelo económico actualmente dominante. El mundo en general las ve, o bien como impulsos “new age”, basados en la creencia personal en una espiritualidad “vaga e imprecisa”, o bien como impulsos “amateur” que no logran impacto real alguno en el mundo circundante, y que por tanto no suponen solución alguna a los problemas del mundo actual.
Sigue leyendo

Anuncios