¡Quieran Oirlo los Hombres!

Conversaciones sobre Antroposofia


11 comentarios

Yo tengo un sueño (I have a dream)..

El 28 de Agosto de 1963, el Dr. Martin Luther King pronunciaba su famoso discurso “I have a dream”, desde las escalinatas del Monumento a Lincoln. Este momento marco un hito en la historia del siglo XX, y constituyo un ejemplo de comportamiento inspirativo no violento. El 20 de Enero de 2009, 46 años mas tarde, por primera vez en su historia, un hombre negro, Barack Obama, alcanzó la presidencia de los Estados Unidos de America, que habia disputado con una mujer.

Muchos mas impulsos se gestaron en los años 60. Mayo del 68, el Flower Power del movimiento hippy,  la invasión de Praga por los tanques sovieticos, incluso en España, se comenzó a percibir que habia un mundo ahi fuera….y todas estas manifestaciones tenian un elemento en común: ¡¡Despierta, se tu mismo, y conecta con tus sueños!!

En muchos casos, estos sueños se manifestaron de un modo violento. En otros casos como un idealismo abstracto que parecia no conducir a nada, pero de un modo u otro, aquellos años fueron frontera. Al acercarse el ultimo tercio del siglo XX, algo muy profundo comenzó a despertar en el ser humano. La antigua jerarquia social, sencillamente, perdió su vigencia de forma definitiva. El individuo comenzó a pedir mas y mas espacio para decidir por si mismo.  Y este espacio de decisión fue llamado “libertad”.

Sigue leyendo

Anuncios


28 comentarios

Creando Antroposofia…

Soy miembro de la Sociedad Antroposófica desde hace ahora exactamente 21 años.

He participado en el proceso de varias iniciativas, algunas de las cuales han marcado un antes y un después, para bien y para mal, en el movimiento antroposófico en España. también, he tenido, en mi opinión, la suerte de poder viajar y vivir en distintos países, y con ello entrar en relación con movimientos ligados directa o indirectamente a la Antroposofía, desde el movimiento Camphill, principalmente en Irlanda e Inglaterra, la Asociación para el Desarrollo Social, formada por consultores de todo el mundo cercanos a la Antroposofía y que siguen el impulso de Bernard Lievegoed, hasta conocer mas o menos bien las sociedades antroposóficas de países como Holanda, Finlandia, y como no, la Sociedad General y a varios miembros del mismo Vorstand como “colegas” de trabajo en varios seminarios, simposios, conferencias, etc…

Todo ello no lo cuento a efectos de ponerme ninguna medalla, sino a efectos de explicar un fenómeno que he encontrado repetido una y otra vez, en mayor o menor grado, en todos los círculos “antroposóficos” o simpatizantes en los que he tenido la ocasión de participar. Este fenómeno se llama de muchas maneras, pero a mi me gusta denominarlo de una manera muy especifica: lo llamo “antroposofitis”. Otros lo llaman “conferencitis”, y algunos otros “discusioncitis”. En realidad es una mezcla de “conferencitis” con “discusioncitis” junto con un síndrome adicional que podríamos llamar “Steineritis”. Todo lo anterior junto da lugar a la “antroposofitis”.

¿Y en que consiste la “Antroposofitis”?…pues tiene dos tipos de síntomas:  síntomas individuales, muy parecidos en todos los afectados, y síntomas sociales, también muy parecidos en todas las organizaciones o instituciones afectadas.

Sigue leyendo