¡Quieran Oirlo los Hombres!

Conversaciones sobre Antroposofia

Serguei Prokofieff: El jinete del Este.

5 comentarios

Serguei Prokofieff

Serguei Prokofieff

Hace ahora dos días, en la madrugada del 25 al 26 de Julio de 2014, en la madrugada del Dia de Santiago Apostol en España, pasaba el umbral Serguei Prokofieff en Dornach, Suiza, tras tres años de una intensa enfermedad.
Serguei Prokofieff descubrió la Antroposofía muy joven en Rusia, y tuvo una experiencia muy intensa en relación con la obra de Rudolf Steiner, en concreto, experimentó con toda claridad la necesidad de aprender “Alemán” para poder expresar con exactitud la realidad del mundo espiritual.
Fue tal su dedicación a esta tarea, que a los 28 años, en 1982, aun viviendo en la Rusia Soviética, se publico en Alemán y en Alemania su primer libro: “Rudolf Steiner y la Fundación de los Nuevos Misterios”.

El joven Prokofieff llamo rápidamente la atención de los miembros del Vorstand del Goetheanum, que incluso llegaron a considerar la posibilidad de que fuese la reencarnación de la individualidad de Rudolf Steiner. Aunque este extremo se descartó, muy pronto Serguei Prokofieff sería llamado a formar parte del Vorstand de la Sociedad Antroposófica General en Dornach, Suiza.

A lo largo de su vida, ademas de las innumerables conferencias que dio por todo el mundo, escribió más de 40 libros en relación con Antroposofía. En la mayor parte de ellos, su tema central era el Congreso de Navidad de 1923-24, y sus implicaciones esotéricas para los Antropósofos y para la humanidad en su conjunto. La visión de Prokofieff, que se extiende a lo largo de sus libros, es la visión de alguien que tenia una profundísima experiencia del impulso espiritual de la Antroposofía, y que pudo, en esta encarnación, gracias al don de un alma rusa, impregnada del impulso de Sofia, dar una forma “comprensible” (por supuesto, no sin esfuerzo) para el intelecto del hombre moderno, al impulso inaugurado por su hermano y colega espiritual, casi 30 años antes de su nacimiento, en 1925, Rudolf Steiner.

A lo largo de mi vida he tenido muchos encuentros con Antropósofos, que me han marcado de formas muy distintas. Mi encuentro con Prokofieff fue muy diferente. Encontré su primer libro, Rudolf Steiner y la Fundación de los Nuevos Misterios, durante una época en que viví sobre todo en Holanda, en Amsterdam. Aquel libro, cuando yo tenia escasamente 33 años cumplidos, me otorgo una visión de conjunto sobre el impulso de Antroposofía, sobre la figura de Rudolf Steiner y sobre la profundidad e importancia de su obra para la humanidad como nadie ha logrado hacer de nuevo. A su vez, abrió el camino para una comprensión y una experiencia mucho más profunda del impulso de Cristo en el mundo moderno, y dentro de la Sociedad Antroposófica, y me conectó así con un camino de desarrollo que ha continuado hasta el día de hoy.

Poco tiempo después, tuve la oportunidad de encontrarme físicamente con el. Prokofieff vino a Madrid como orador principal del congreso de Verano de la Sociedad Antroposófica en España, que se celebraba en las Rozas, en el Colegio Waldorf “Micael”. Aquel congreso fue un gran éxito de convocatoria, probablemente gracias a la presencia del propio Prokofieff, y por supuesto al acierto de los organizadores en traerle a España. Pero lo importante en este historia, es que yo atendí a aquel congreso convencido de que estaba delante de alguien que había logrado cruzar el umbral de forma consciente por sus propios medios.
Así, imitando una famosa anécdota del Joven Walter Johannes Stein con el propio Rudolf Steiner, me dispuse a comprobar “científicamente” mi convencimiento interior, iniciando un “dialogo mental” con Prokofieff al mismo tiempo que este desarrollaba su conferencia, planteándole preguntas “Mentales” de distinto tipo.

Baste decir, que todas mis preguntas fueron contestadas con sus indicaciones a lo largo de la conferencia, y de un modo bastante inmediato en cada caso.

Al momento de acabar la conferencia, me acerque a Prokofieff, y le di la mano saludándole en Inglés, agradeciéndole su conferencia. Nos miramos a los ojos, y le dije, también en Ingles: “Se quien es usted. Gracias por su esfuerzo y por su trabajo en pos del impulso de Antroposofía”. El me dio las gracias y me sonrio. No fue necesario nada mas. Nos seguimos cruzando durante los dos días que duró su presencia en diversas ocasiones, pero no volvimos a hablar. Yo sabia que no era necesario. Esa fue mi primera experiencia de un verdadero reconocimiento silencioso entre dos micaelitas, entre dos antropósofos, que luchan, cada uno a su nivel, por mantener la relación entre el ser Antroposofía y la humanidad.

No pretendo en ningún caso con lo anterior, compararme en absoluto con Serguei Prokofieff. El era un gigante espiritual, que para mi solo puede ser un ideal al que aspirar. En todo caso es su estatura espiritual la que quiero destacar con este pequeño relato.

Así, hoy, y retomando una interesante conversación de hace unos días sobre el cuadro del Jinete Polaco de Rembrandt, quiero cerrar este post con dicha imagen, y conectarla con la figura de Prokofieff. Sirva este cuadro como memoria y como símbolo, de un alma del este, que valerosa y dispuesta, preparada para la batalla espiritual, para la defensa del Templo del Grial que se adivina en lo alto del monte, a sus espaldas, monta en el caballo de su voluntad blanca y purificada, y con la fuerza de su roja sangre rosacruz transformada, se une a las Huestes espirituales de Christian Rosacruz y Rudolf Steiner, para inspirar a sus hermanos todavía encarnados en la tierra, donde se libra aun una importante batalla espiritual por la libertad del alma humana.

El Jinete Polaco. Rembrandt Harmenszoon van Rijn. 1656.

El Jinete Polaco. Rembrandt Harmenszoon van Rijn. 1656.

 

In Memoriam.

Serguei Prokofieff (* 16 de Enero de 1954 – † 26 de Julio de 2014)

EDN                                                       ICM                                            PSSR

Anuncios

Autor: joaquinaguado

Nacido en Granada, España. He vivido en Holanda y en Finlandia, y actualmente vivo y trabajo en Madrid, España. Mi impulso vital principal es ayudar a desarrollar una nueva forma de relación económica y social, centrada en el ser humano. Para ello, es esencial , desarrollar una nueva conciencia sostenida en la capacidad de escuchar (percibir) con toda atención. Tengo la profunda convicción de que la conversación, como decía Goethe, es la fuente de cualquier futuro creador entre los seres humanos.

5 pensamientos en “Serguei Prokofieff: El jinete del Este.

  1. Llevo todavía poco tiempo de “descubrimiento” de la antroposofía, un par de años de intensas lecturas, y precisamente estos días estoy enfrascado en la lectura de mi primer libro de Prokofieff. Antroposofía y Filosofía de la Libertad.

    Me gusta

    • No puedo darte referencias de ese libro en concreto, pero conc¡ociendo a Serguei, probablemente hará un maravilloso análisis de la enorme importancia de la Filosofía de la Libertad como semilla de toda la obra posterior de Steiner, algo que no muchos Antropósofos han llegado a comprender y menos aun a experimentar. Seguro que te sera de ayuda. Un saludo.

      Me gusta

  2. Joaquin mi nombre es Amparo, y hace anhos estoy tentando te encontrar a ti y a tu esposa. Vosotros me ayudaron infinitamente .

    Me gusta

  3. Hola Joaquin me había llegado un artículo sobre el Cristo etérico.Lo dejé para leer y luego no lo encontré mas.Podrias reenviarmelo.Gracias por tus valiosos aportes.Gloria

    Me gusta

    • Hola Gloria…disculpa, últimamente he tenido el blog un poco abandonado. Me puedes indicar un poco mas a que articulo te refieres?… Gracias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s